DIRTY DANCING



Entro en la sala, miró a su alrededor esperando que su acompañante a la fiesta hubiera llegado, y de golpe se dio cuenta que la gente la estaba mirando fijamente, tenía toda la arrogancia con la que la habían educado, todas las ganas de vivir que le daban sus 21 años.
Aquella noche llevaba un vestido negro, que se había comprado con su primer sueldo, y en su primer viaje a Nueva York, de un modisto que ahora es tremendamente conocido, Oscar de la Renta.
¿Si la hubierais visto?, ¿si yo la pudiera volver a ver?, la única joya que llevaba eran unos pendientes de brillantes, que habían pertenecido a su abuela, y un toque de Miss Dior, en su piel, llamaba la atención, tan delgada, tan rubia, tan joven, con tantas ganas de vivir, con la sangre quemándole la piel, tremendamente enamorada y a la vez tremendamente decepcionada del rumbo que iban tomando las cosas….
De golpe vio a un hombre, no era su acompañante, era de esos hombres que por norma general no aparecen en esas fiestas, tenía un aire entre motero enfundado en un smoking, macarra con las mangas de la camisa cortadas y botas de vaquero Americano, de hombre curtido en la vida, de Enfant Terrible…., se pregunto que sensación tendría, si se acercara a él, no le dio tiempo a probarlo, cuando se dio cuenta estaba al lado suyo presentándose……
.- Hola soy… ¿vienes sola?
.-No, estoy esperando a mi novio, pero no sé donde se ha metido.
.- ¿cual es tu nombre?
.- Soy… ¿me acompañas a coger una copa?
.-claro……
Poco después, era como si un pegamento invisible, los mantuviera unidos, tomaron copas, ella se olvido de buscar a su novio (la verdad es que el no apareció), a ella no le importo, ya esta va harta de los “pedetes lucidos “que cogía cada día en”el Corrillo“de José Luis, o en “Robespierre”, ya estaba harta de hacer de mama, cuando lo que quería era empezar a sentir.
Y aquel día se encontró con un hombre de verdad, no era al uso, pero ¡como hacía sentir!, era como si solo ella, estuviera en la tierra, la hacía sentir como si fuera la única mujer en el mundo, fue la única vez que le gusto sentirse tratada como una porcelana, como si fuera algo delicado que la mano, de un hombre tenía que cuidar…….
El noviazgo termino, al día siguiente, dos semanas después, ella pidió el traslado en el Trabajo, sabía que no era fácil, tendría que renunciar a cosas, una de ellas su propia familia, no eran tiempos en los que una chica, se iba a vivir con un señor sin estar casada. La historia duro….lo que tuvo que durar.
Tiempo después cuando su vida ya había cambiado, fue a ver “Dirty Dancing” y por un momento recordó, el encuentro entre ella y su pasado amor, era igual de “no políticamente correcto”, igual de intenso, igual de imposible.
¡Y lloro!



2 comentarios: